Carlos Mora Vanegas

Las características de los actuales escenarios comerciales muestran a empresas que se han identificado plenamente con la relevancia, alcance que se suscita cuando su gerencia esta plenamente identificada con la importancia de garantizar un buena calidad y sobre todo productividad, más ante la dinámica de la competitividad que presenta una gama de productos con buena calidad y que satisfacen las exigencias de los actuales consumidores.

Ante esta realidad, es necesario, contar con una gerencia comprometida con la productividad, que tome en cuentas todos los componentes que involucra y de una vez instituya la cultura de calidad que garantice competitividad y logros de permanencia y conquista de mercados e donde se pretende actuar.

En este escrito se resalta la relevancia del rol de la gerencia y su compromiso porque esta alcance esa productividad necesaria que e garantice una buena participación en los mercados metas establecidas.

Palabras claves

Competitividad, producción, mercados, beneficios, participación

Anotaciones y consideraciones básicas

Es muy importante, que la gerencia a venezolana, muy especialmente la de las Pymes, se comprometa en dar paso a los cambios, transformaciones necesarias, que no solamente den paso a una cultura organizacional más dinámica, proactiva, sino ,que esta se refleje en el logro de un buen comportamiento organizacional, un clima favorable que favorezca la productividad, aspecto que se ha descuidado en muchos factores y que obligan a ser analizados, a fin de determinar su alcance, realidad y emprender las acciones correctivas que favorezcan su operatividad.

Las empresas que más han descuidado todo lo concerniente a la productividad en la realidad venezolana ,son las pymes, en donde la culpabilidad de ello se puede resumir a la forma en cómo estas operan sin una gerencia preparada, actualizada en los nuevos tópicos gerenciales que ha surgido , gerencia que sepa usar las herramientas administrativas modernas, además, del descuido de otros recursos que siempre han dejado mucho que decir, como todo lo concerniente a tecnología, capital, capacitación y formación del recurso humano.

Son muchísimas las pymes del país que no cuentan con una gerencia visionaria, estratega, innovadora, capaz de afrontar los retos, dar paso a las trasformaciones cambios que beneficien la funcionalidad de las empresas bajo su cargo, con procesos de producción, tecnología, sistemas que estén respaldado de índices de producción que garantice el logro de la productividad requerida para ser competitivas.

Lo cierto. que esta realidad de empresas con baja productividad, se siente mucho en el comportamiento del mercado nacional, en donde ello, da oportunidad a las empresas foráneas que incursionan en él en posesionarse del mercado, a que se de paso a una nueva cultura de comportamiento del consumidor que se adapta a las características de lo productos que la competencia ofrece en perjuicio de lo productos nacionales .

No cabe la menor duda, que las pymes venezolanas en todos sus tipos de producción,  afrontan en el presente, además de los aspecto señalados, la incidencia de un factor externo muy significativo como es la del Estado, en donde el actual Gobierno ha dado paso a que aflore un escenario turbulento, incierto, riesgoso, poco atractivo consecuencia de querer instituir en el país un sistema político con una ideología que ha denominado Socialismo del Siglo XXI, afectándola seriamente en su operatividad hasta el extremo que muchas han cerrado y algunas que quedan   están operando medias, Además se agrega,   la poca atención que le han dado a lo que representa la calidad y productividad, aspectos que la gerencia  desafortunadamente no ha tomado muy en cuenta.

Esta realidad, evidenciada, deja mucho que decir, porque no hay garantía de una participación efectiva, que conlleve a que su participación productiva favorezca a los venezolanos, hasta para el mismo Estado, puesto  no genera divisas que le proporcione una consistencia firme al Producto Interno Bruto, a la economía del país, la actual se apoya en los ingresos que le genera el Petróleo.

Urge por tanto, propiciar nuevas responsabilidades, compromisos de gestión a las pymes , a sus gerentes, en todo lo concerniente a la productividad , a redefinir la forma en cómo se debe actuar en un escenario, en donde la turbulencia, el riesgo, la incertidumbre es un hecho cierto, a evaluar los actuales sistemas de gestión de procesos, determinar sus debilidades, amenazas, fortalezas y dar paso a aquellos cambio que favorezcan el que los índices de gestión garanticen una productividad que le favorezca con resultados de productos de calidad que o solamente les permita competir, sino satisfacer las necesidades que los venezolanos demandan

Conclusiones

Ante esta realidad que no se puede eludir, el Programa de Postgrado de la especialidad de gerencia de a Calidad y Productividad del Área de Postgrado de Faces de la Universidad de Carabobo, bajo mi responsabilidad , se ha comprometido proporcionar a sus participante los conocimientos básicos, necesarios que garantice en su aplicabilidad, alcanzar esa productividad que el presente exige y con ello, una participación activa y beneficiosa a la empresa en los escenarios en donde actúa.

Además, se ha considerado lo importante , que de una vez por todas,  la gerencia se compenetre con la necesidad de contar con una cultura de calidad y productividad, que le permita competir, saber aprovechar sus recursos, las oportunidades que se presentan y sobre todo garantizarle supervivencia éxito desarrollo a la empresa

Desde luego, se está cociente, que se necesita de nuevas acciones, transformaciones que ayuden a que la calidad y productividad propicien los resultados esperados, se sugiere, como ya otros han manifestado, que  se establezcan acciones que favorezca la mejora de los equipos de trabajos, más cohesión, participación, funciones bien definidas de acuerdo a la realidad de los procesos productivos que se tienen.

*Fuentes debidamente señaladas

Docente de postgrado de Faces, UC. Exatec

Cátedra Tópicos gerenciales modernos.